Es(timando) el tiempo de mis tareas

“¿Cuánto tiempo me va a llevar?”, esta es la típica pregunta que uno de nuestros jefes nos formule al acometer una determinada tarea. Aquí, dependiendo de cómo seamos, podremos dar una respuesta u otra. Si somos muy pesimistas, diremos más tiempo del normal, lo cual podría generar una sensación de desánimo en el jefe al ver que no podrá tenerlo en el tiempo que a él le hubiera gustado, si, por el contrario, somos optimistas, diremos menos tiempo, pero el júbilo inicial podría dar lugar a una tensión final al ver que no estamos cubriendo los plazos.

Medirnos

Desde hace tiempo vengo apuntando los tiempos que dedico a cada una de mis tareas (utilizo mi herramienta Focus-Timer, pero un Excel y disciplina también podrían valer). La idea es poder dar medidas más realistas de nuestro trabajo. De este modo, no nos timaremos ni a nosotros, ni timaremos a nuestro jefe, ni timaremos a nuestras tareas, sino que las es-timaremos lo mejor posible. “No se puede gestionar, lo que no se puede medir”, por tanto, si podemos medirnos, pues, ·midámonos! De hecho, cuanto más medidas tengamos mejor. Cuando arranco una tarea indico la hora de inicio y la hora final para deducir así el tiempo total. Cuando tengo que estimar una nueva tarea de características similares, aprendiendo de la experiencia, podría decir ese mismo tiempo y sumarle un plus por imprevistos o novedades que pueda haber en el nuevo cometido. Cuanto más muestras, más precisas serán nuestras estimaciones.

Ejemplo: tests

Por poner un ejemplo. En mis proyectos es frecuente que tenga que realizar pruebas, también llamadas, tests unitarios. Mi base de datos de tareas, me dice que de media vengo realizando unos 7 tests a la hora. Si quiero probar la funcionalidad de 5 clases con 5 métodos cada una de ellas, es decir, unos 25 métodos y, por tanto, otros tantos tests unitarios, pues, estaría tardando del orden de 3h30minutos. Tal vez podría poner un poco más, por si hubiera algún caso especial, es decir, unas 4 horas.ScreenHunter_476 Mar. 26 15.30

Con esta estimación podría planificar mejor mi jornada de trabajo, y ya sabría que toda una mañana o bien toda la tarde tendría que dedicarla a escribir estos tests. Con el tiempo iremos obteniendo una gráfica en la que puedo reflejar el tiempo de estimación y el tiempo real, para que el “gap” entre ellos sea cada vez menor.

Sebastián Revuelta. sebastianrevuelta@gmail.com
Anuncios

About Sebas Revuelta

Ingeniero informático por la Universidad Autónoma de Madrid. Argentino de nacimiento, español de sentimiento. Amante del pensamiento lógico y matemático, fue ajedrecista en su juventud, ahora, consultor informático en compañias de seguridad y calidad del software. Apasionado del deporte y de los valores que se pueden transmitir a través de él (ver su blog lavidaescomoeldeporte.com). Corredor de maratones (lleva ya 6), aspira a bajar de 3 horas algún día y que sus hijos (lleva ya 3) vean que con esfuerzo las metas se consiguen. Espíritu de mejora continua que le lleva a explorar conceptos y herramientas de productividad personal para ser cada día un poquito más eficiente en sus tareas profesionales y personales. Le encanta leer blogs de expertos en productividad y seguir a autores cómo Tim Ferris, Graham Alcott, Leo Babauta o Stephen Covey.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: