Archive | diciembre 2015

Feliz año nuevo!

Desde Tiempo de Calidad  deseamos un próspero y productivo 2016! Feliz año nuevo!cropped-wp_20150823_21_00_09_pro9.jpg

Organiza tu trabajo según tu energía

“Yo soy más de mañana” decimos algunos, “a mi me cunde más por la noche” dicen otros, y es que no hay nada cómo conocer nuestros biorritmos para aprovechar mejor nuestros momentos de productividad máxima.

Pero a no ser que seamos autónomos deberemos adaptarnos a los horarios de una oficina, de ahí la importancia de conocer los “biorritmos” de nuestro centro de trabajo, es decir, ser conscientes de qué momentos de la jornada son más propensos a trabajar con una mayor concentración.

¿Cómo conocer los biorritmos de la oficina? Yo durante un tiempo me dediqué a medir las interrupciones que he ido teniendo en mi día a día, esto lo realicé con mi herramienta focus-timer.

Obtuve la siguiente gráfica:

Qué mide el número de interrupciones a lo largo del día.

Qué mide la duración de las mismas.

Lo que se observa es que a primera hora de la mañana y a primera hora de la tarde las interrupciones eran pocas lo que es más propenso a concentrarse mejor.

Parece obvio que un día típico en la oficina sea así pero recomiendo realizar este ejercicio durante al menos dos semanas para conocer mejor el entorno laboral en el que nos movemos.

Pues bien, cruzando estos biorritmos, el propio y del nuestra oficina, podríamos llegar a organizar nuestras tareas para poner en las franjas de máxima productividad aquellas labores que requieren una mayor concentración por nuestra parte, cómo por ejemplo, emails críticos, escritura de documentos de negocio, desarrollo de software, etc…podríamos dejar para momentos de intensidad media, asuntos como reuniones, chequeo del email, testing, documentación, planificación, etc…y para momentos de intensidad baja, tareas cómo ordenar papeles, llamadas, café con los compañeros, etc…

Desde entonces intento organizar mi agenda de acorde a estos principios y, por ejemplo, nada más llegar intento ponerme con la principal y más complicada tarea del día. Durante aproximadamente unos 45 minutos consigo avanzar de manera considerable con el objetivo del día. Esto me permite “vivir más tranquilo” el resto del día y estar más “receptivo” a interrupciones.

Otra herramienta interesante para ver si estamos aplicando estos principios es Rescue Time, esta herramienta detecta la herramienta que tenemos abierta en nuestro ordenador y según la clasificación que hayamos hecho determina el grado de productividad que tenemos en ese momento.

Mi gráfica del último mes es la siguiente:

ScreenHunter_687 Dec. 20 21.54

Cómo se observa alrededor de las 11.00 de la mañana es el momento del día en el qué utilizo las herramientas que he clasificado como más productivas. Seguramente tenga que ir desplazando poco a poco este pico hacia las primeras horas de la mañana para aprovechar de la manera más óptima la simbiosis entre mi biorritmo y el de la oficina.

Y tú. ¿Qué biorritmos tienes?

Sebastián Revuelta